Roberto Valenzuela << Atrás

Roberto Valenzuela es un fotógrafo de bodas cuya sede se encuentra en Beverly Hills, California. Ha estudiado Economía y Marketing, y ha unido este conocimiento académico a una decena de experiencias como guitarrista clásico, forjándose así de manera excelsa su técnica como fotógrafo.
Roberto ha sido galardonado con 70 premios internacionales (tres de ellos en los primeros puestos).
Actualmente forma parte del jurado en competiciones organizadas por la WPPI (Wedding and Portrait Photographers International) y la PPA (Professional Photographers of America), como también para otros premios diferentes a nivel europeo y de la prestigiosa WPPI International Wedding Competion de Las Vegas.

Roberto es actualmente un apreciado conferenciante y realiza seminarios a nivel internacional en diversas ciudades del mundo. Uno de sus puntos claves, que no olvida mencionar en sus intervenciones, es animar a los fotógrafos profesionales a ejercitarse constantemente aun cuando no se encuentren trabajando, exactamente como cualquier otro artista haría para prepararse mejor y afrontar su propia situación. Roberto es además autor del best seller Picture Perfect Practice.
Junebug Weddings (uno de los portales de fotógrafos de novios más importantes de América) lo ha considerado como uno de los mejores fotógrafos de bodas del mundo.

He elegido Graphistudio

Desde el inicio de mi carrera (lo que significa hace ya 10 años) he escogido enlazarme profesionalmente a Graphistudio. El uso del término “enlazarme” es porque se trata de una verdadera asociación: mi trabajo y el de Graphistudio están estrechamente interconectados para desarrollar un negocio de éxito. La elegante línea de sus libros, el papel y el estilo de sus tapas, y su disposición permiten una personalización tal que me garantiza poder satisfacer las exigencias de cualquier cliente. Mis clientes quieren sentirse unidos a Graphistudio, gracias a sus productos, facilitando el desarrollo de mi tarea.

La fotografía se está convirtiendo en el hobby principal de América. A simple vista parece una simple noticia, pero en realidad significa que nosotros, los fotógrafos profesionales, estamos lentamente perdiendo el control de la industria fotográfica. La frontera entre el fotógrafo profesional y otro amateur es más fugaz que nunca. Es imperativo que los profesionales trabajen para crear nuevos conceptos e invertir en la formación para perfeccionar nuestra técnica como si afináramos un instrumento musical. Esto debería conducirnos a poder ofrecer a nuestros clientes un producto final que esté a la altura de nuestro trabajo. El fotógrafo profesional debe respetar su trabajo con sus fotografías en el interior de un libro de gran calidad, no en un simple CD. Los “files” no son fotografías. Una fotografía debe ser siempre elaborada e impresa de la mejor manera.

CONTÁCTENOS

fotografos novios