Joe Buissink << Atrás

Joe Buissink inició su carrera profesional en 1995, convirtiéndose en uno de los más buscados fotógrafos de boda en todo el mundo, especialmente por las celebridades. Sus obras son muy apreciadas no sólo en el ámbito de la fotografía de bodas, sino también en un contexto más amplio de la fotografía en general.

Las excepcionales habilidades técnicas puestas en pantalla por Joe le han llevado a ser invitado de innumerables shows televisivos como Entertainment Tonight, Entertainment News, Good Morning NY, Extra, Lifetime’s Wedding of a Lifetime y, finalmente, una especial entrevista a cargo de Diane Sawyer en Good Morning América.

Joe dedica una parte sustancial de su tiempo a la formación teórica y técnica de los jóvenes fotógrafos, poniendo a su disposición una experiencia madurada durante décadas a nivel internacional, y participando como conferenciante en un gran número de países: Japón, Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, Rusia, Ucrania, Italia, Irlanda, Escocia, Méjico y Estados Unidos. Únicamente en los Estados Unidos, Joe ha sido invitado a numerosos talleres y escuelas de fotografía, incluyendo Santa Fe Workshop, el MARS (Mis Atlantic Regional School), la Long Island Photographic Workshop, la Golden Gate School, y la California Photographic Workshop. Durante el año realiza también seminarios en Rusia, Ucrania, Viena y en Vermont, California y Oregón.

En el año 2009, en colaboración con Skip Cohen, publicó su primer libro Wedding Photography from the Heart. Además sus imágenes han sido incluidas en numerosas publicaciones como “The Wedding Box” (2000) y “Jessica Simpson: I do. Achieving your Dream Wedding” (2003).

Además de su profesión de fotógrafo, Joe se dedica a diversas iniciativas de carácter social, utilizando su fotografía como medio para atraer la atención de la opinión pública sobre algún tema importante. En el 2007 ha colaborado con The Help Group en la publicación del volumen Autism Heroes, una recopilación de imágenes y entrevistas con familiares afectados por el autismo. Joe es muy sensible a esta temática, y ha dedicado casi dos años de su trabajo a la preparación de este volumen.

Joe ha conseguido innumerables reconocimientos en el transcurso de este año, como el International Leadership Award in Photography otorgado a las Naciones Unidas por el Consejo Internacional de Fotografía en 2003. En 2004 se le encargó la tarea de producir las imágenes de la campaña publicitaria de Kodak Portrait. En 2005 fue elegido por Apple como un testimonio para la puesta en marcha del software Aperture, diseñado con el fin de simplificar el flujo de producción para fotógrafos profesionales. En 2006, Joe fue nombrado por Canon Explorer of Light y al año siguiente la American Photo Magazine lo nombró uno de los diez mejores fotógrafos de bodas del mundo, y en el 2009 un especial de la BBC lo eligió nuevamente como uno de los mejores entre los cinco primeros.

El número de premios que ha obtenido en el concurso de la WPPI es prácticamente infinito, y sus fotografías se siguen publicando en revistas tan prestigiosas como “People”, “In Touch”, “US Weekly”, “InStyle Weedings”, “Grace Ormonde’s Wedding Style”, “Photo District News”, “American Photo”, “Popular Photography” y “Rangefinder”.

He elegido Graphistudio

Convertirme en un fotógrafo profesional no ha sido mi elección. Diré que ha sido la fotografía la que me ha escogido a mí.
Hace años, un día como tantos otros, fui testigo de un momento verdaderamente conmovedor entre una madre y su hijo. Este momento fue muy impactante para mí, porque sentí la necesidad de inmortalizarlo, de congelar en el tiempo y volver a revivirlo con aquel hijo en el futuro. Fotografiar aquel instante, cambió mi vida.

Cuando tuve la oportunidad de revisar la imagen que había tomado, me di cuenta del inmenso poder que tiene la fotografía, además de las infinitas posibilidades que se abrieron delante de mí como fotógrafo. La capacidad de detener el tiempo para preservar los recuerdos y compartirlos con los que te rodean no tiene precio. Me llamó la atención lo honrado que me sentía de estar presente en la vida de las personas. Sobre todo me sentí invadido por el deseo de repetir sin cesar esta experiencia. Al estar experimentando esos momentos me di cuenta de cómo la pasión por la fotografía se estaba apoderando de mí.
Me inicié en la fotografía de bodas porque lleva consigo una honesta y espontánea manifestación de sentimientos. Me considero un buscador de la verdad cuando participo en un matrimonio, en el sentido que siempre estoy en búsqueda de la intensidad ante cualquier momento singular e íntimo entre dos enamorados. Esta búsqueda me ha conducido, no únicamente a definir mi estilo fotográfico, sino también a reconocer ese impulso que considero mi obsesión.
He tenido el honor de fotografiar bodas en todo el mundo, y siempre he tenido la sensación que ha sido un privilegio inestimable. Cada ceremonia me ha permitido ser parte de un momento de inmensa importancia en la vida de una pareja. La profundidad de este hecho aún me conmueve.
Con frecuencia me preguntan qué hago para poder capturar estos momentos especiales entre un hombre y una mujer. La respuesta es simple… no me contento con ver con los ojos. Trato de ver con el corazón, porque es ahí donde puedo encontrar el contacto humano. Y es ahí donde encuentro la verdad que busco. Y es ahí donde encuentro el amor.

CONTÁCTENOS

fotografos novios